La venta de televisores se dispara con el Mundial


La venta de televisores se dispara cada cuatro años, ¿sabes por qué?
Los datos arrojados por los principales fabricantes de televisiones a nivel global nos muestran que cada cuatro años se produce un incremento en la venta de estos aparatos. Curiosamente, este tipo de repunte en la demanda de televisores suele coincidir con la celebración del Mundial de fútbol. En plena época mundialista, se espera un aumento en las ventas de estos aparatos que muchos ya pensaban en actualizar.
Ya en 1971 la televisión en color empezó a sustituir a sus homólogas en blanco y negro debido a un combate de boxeo entre Joe Frazier y Muhammad Alí, la primera emisión oficial a color en España. Sin embargo, fueron los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972 el principal factor que hizo a los españoles cambiar sus pequeñas pantallas por unas en color. La irrupción de las televisiones inteligentes en España ya sucedió hace muchos años, pero los fabricantes esperan que este sea el año en el que todos los hogares tengan una Smart TV para disfrutar de sus múltiples avances y el Mundial parece el evento decisivo para que esta actualización se lleve a cabo.
¿Cuánto cuesta una televisión idónea para ver el mundial?
La respuesta a esta pregunta dependerá siempre de nuestra intención de gasto, del tamaño de pantalla que queremos  (o que nos cabe en casa) y de las prestaciones que busquemos en este aparato. No obstante, los fabricantes conocen de nuestra inclinación a renovar nuestro televisor en estas fechas y suelen aumentar el precio de estos aparatos en base al aumento de la demanda.
Por ello, si no somos previsores y el Mundial nos ha pillado con una tele vieja, tendremos que desembolsar desde 80 euros por las televisiones más pequeñas y modestas (sin la tecnología Smart TV) hasta los 7.000 euros de las más modernas. Teniendo en cuenta que estamos comprando un bien duradero, es importante calcular el tiempo que nos mantendrá al día en cuanto a servicios para no acabar comprando algo más barato que tengamos que cambiar en pocos años.
Pagar nuestra televisión a plazos puede salirnos gratis
El auge de los créditos al consumo está más que presente en todo tipo de tiendas de electrónica y electrodomésticos. Si navegamos en la red y comparamos entre varias ofertas de financiación, podremos encontrar magníficas condiciones para adquirir una televisión, según nos informan desde el comparador financiero HelpMyCash.com.
Muchos establecimientos tienen productos que podremos financiar al 0 % TAE. Es importante comprobar las condiciones, pero desde luego es imposible encontrar una oferta mejor que esta. Del mismo modo, si recurrimos a una tarjeta de crédito, podremos aplazar un mes el pago de nuestra televisión sin costes y, si nos decantamos por un aparato con un precio inferior a los 300 euros, hay pequeños préstamos personales que nos conceden esta cantidad sin intereses ni comisiones.
Asimismo, muchas entidades de capital privado cuentan en su catálogo de préstamos con productos específicos para esta finalidad. Con ellos podremos conseguir una financiación rápida y sin vinculaciones, para poder disfrutar del evento deportivo del año.

Compras en las rebajas y no necesitas el producto

3 de cada 5 consumidores compran productos rebajados que no necesitan
El 70% afirma haber comprado algún producto después de ver el anuncio
Visualizar el spot hizo que el 64% de los espectadores confiara más en la marca


Si bien todavía queda mucho por hacer, son muchos los países que, tras la crisis financiera de 2008 han empezado a recuperarse. Una realidad que se ha plasmado también en un incremento del empleo y en la reactivación del gasto, especialmente de aquel que tiene que ver con productos que no son de primera necesidad y en el que el marketing cobra un papel especialmente relevante. Pero, ¿cómo influye realmente en lo hábitos de compra de los ciudadanos?

Según el último informe del comparador de seguros Acierto.com (
www.acierto.com), 3 de cada 5 consumidores afirman que la publicidad es capaz de condicionarles. Y aquí no nos estamos refiriendo a los anuncios, sino también a la disposición de los productos en los comercios, al diseño de los envases, y a la propia creación de imagen de marca; es decir; a los valores que asocian los consumidores a una determinada firma.

Así, el 70% de los encuestados reconoció haber comprado algún producto al ver el anuncio. Y es que para el 63%, visualizarlo incrementó su confianza hacia la marca (el 15% incluso comentó que la publicidad le daba más “caché”). El 12% lo hizo porque le divirtió el spot y el 25% restante porque llegó a verse identificado. El packaging tampoco pasa desapercibido, sino que 3 de cada 5 afirmó haber comprado algún artículo porque tenía un envase bonito. El estudio del comparador también revela que hasta el 62,5% adquiere productos rebajados aunque no los necesite. Eso sí, el 23% matizó que se trata de bienes “no perecederos”.

Respecto a la imagen de las marcas, 2 de cada 5 compradores asocian determinados valores como la honestidad y la tradición a al menos una de ellas. La alimentación es la gran protagonista de esta lista, con “representantes” como Cola Cao, Coca-Cola, Casa Tarradellas, La Piara y Chocolate Valor a la cabeza. También se cuela el sector automovilístico, el tecnológico y un tanto menos el de la limpieza -con Lejía Conejo y Fairy-.

La mayoría de consumidores, además, afirman tener esta percepción como consecuencia de una buena experiencia personal. La trayectoria de la propia marca, asimismo, es determinante para el 32%. Mientras que el 14,3% y el 13% atribuyen esta apreciación positiva a las recomendaciones de terceros y a la publicidad, respectivamente.

Hábitos de compra

Más allá del comercio físico y de las estrategias del merchandising, no podemos olvidarnos de las adquisiciones a través de la web: según los datos de Acierto.com, el 62% de los encuestados prefiere comprar online en lugar de hacerlo en la tienda convencional. Además, la mayoría de los que lo hacen 
comparan antes de completar el proceso -9 de cada 10-.

“Una realidad que ha dado lugar a nuevas fórmulas de marketing y que permite a los consumidores acceder de forma rápida a un amplio abanico de opciones y conocer rápidamente cuál es la que mejor se adapta a sus necesidades”, comenta Carlos Brüggemann, cofundador de Acierto.com. “No obstante, esta tendencia afecta más a determinado target. Es el caso de los hombres menores de 25 años, los que más compran a través de la red”, remata.

Juzgados de cláusulas abusivas


Los juzgados de cláusulas abusivas, totalmente colapsados en su primer aniversario
El 1 de junio de 2017 entraban en funcionamiento los conocidos juzgados de cláusulas abusivas, unos tribunales que, desde ese momento, pasaban a tratar de manera exclusiva los casos de condiciones potencialmente abusivas que se incluían en las hipotecas. El objetivo, era que estos temas no saturaran la justicia ordinaria, así como agilizar su resolución, ante el importante número de demandas que se esperaba que se presentaran. Sin embargo, la realidad es que un año después estos juzgados están totalmente saturados, tal y como señalan desde el comparador financiero HelpMyCash.com, que ha elaborado una guía gratuita con las 7 cláusulas abusivas que podría tener tu hipoteca.
En los primeros seis meses apenas se resolvieron un 6,75 % de los casos
El colapso de los juzgados especializados en cláusulas abusivas no es nada nuevo. De hecho, según el último informe del Consejo General del Poder Judicial publicado el pasado mes de marzo, entre los meses de julio y diciembre de 2017 (en junio no se recogieron datos) se presentaron 138.156 demandas.
Sin duda una gran cantidad a la que, rápidamente, se vio que no se podría hacer frente: en el mismo periodo de tiempo apenas se resolvieron 9.326 casos, un 6,75 % del total. Como consecuencia, en el mes de enero se decidió reforzar estos tribunales con casi medio centenar de jueces más y un nuevo juzgado, el de Fuerteventura, que vino a reforzar el de Las Palmas de Gran Canaria, dadas las particularidades geográficas de la provincia. De hecho, cabe recordar que solo hay un juzgado por cada demarcación, con excepción de la citada y de Menorca, que tiene un tribunal especializado en Ciudadela y otro en Mahón.
Sin embargo, esta medida también parece ineficiente, y son muchos los profesionales del sector judicial (además de las asociaciones de usuarios) los que han denunciado públicamente la situación que se vive en estos tribunales.
Cabe señalar como excepción el caso del tribunal de cláusulas abusivas de Asturias, el Juzgado de Primera Instancia número 6 de Oviedo, que acaba de recibir el premio Calidad de la Justicia en la modalidad de Justicia más eficaz otorgado por el Consejo General del Poder Judicial: el motivo, entre los meses de julio y diciembre de 2017, este juzgado resolvió más del 30 % de los 3.287 casos recibidos, una cifra muy superior a la media.
Aunque no se conocen los datos actualizados, desde HelpMyCash.com recuerdan que se han seguido presentando demandas durante estos meses, por lo que se espera que la tasa de resolución no sea mucho mayor que la vista en el primer periodo de este plan. De hecho, esta segunda fase, que se inició con el refuerzo comentado anteriormente, acabará a finales de este mes de junio, tras lo cual habrá que ver si se toma la decisión de continuar con estos juzgados o se toma alguna de las alternativas que demandan las voces críticas.
Suelo, gastos… y muchas otras cláusulas potencialmente abusivas
Uno de los motivos que han llevado al bloqueo de los juzgados especializados es el gran número de cuestiones que tratan. Y es que aunque en un principio se crearon para canalizar las denuncias por cláusulas suelo, después de que la justicia europea reconociera la retroactividad total y que la vía extrajudicial impulsada por el Gobierno se mostrara insuficiente, finalmente han acabado tratando cualquier tema relacionado con cláusulas abusivas o potencialmente abusivas.
Entre ellos destacan, además del propio suelo, los gastos de hipoteca, que son el actual campo de batalla entre los clientes y la banca, que durante mucho tiempo cargó a los hipotecados todo el coste de formalizar el contrato de la hipoteca, pese a ser parte interesada, tal y como sentenció el Tribunal Supremo en diciembre de 2015.
De hecho, las sentencias sobre este tema aún siguen de plena actualidad y hace pocos meses el Alto Tribunal determinaba que el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD) corría a cargo del cliente. Un fallo que no gustó a las asociaciones de usuarios, que están haciendo presión para que este tema acabe en Europa, tal y como consiguieron hace poco tiempo con el IRPH, del que aún se espera sentencia y cuyos casos también se tratan en estos tribunales, así como los de hipotecas multidivisa, intereses de demora, vencimiento anticipado o comisión de apertura, entre otros.
Así pues, independientemente de si estos juzgados siguen o desaparecen y los casos pasan a la justicia ordinaria, lo que parece claro es que la guerra entre la banca y los usuarios seguirá aún muy activa y con varios frentes abiertos.

Trámites bancarios tras la muerte de un familiar

Trámites en el banco tras la muerte de un familiar
Tomamos como ejemplo los realizados en ABANCA aunque sería extrapolable a cualquier banco.

1. Información y documentación
El primer paso es informar a tu banco sobre el fallecimiento del titular. Solo en ese momento podrán empezar a realizar las gestiones necesarias. Es muy importante que seas consciente de que solo podrán hacerlo aquellos que puedan acreditar como herederos o que están facultados para ellos.

Tendrás que aportar la siguiente información:

Certificado de defunción.
Certificado de últimas voluntades.
Testamento o declaración de herederos.
Escritura de adjudicación de herencia (si la hubiese).
Poderes (cuando algún heredero esté representado).
Escritura pública de renuncia, en caso de que algún heredero no acepte la herencia.
No es algo inmediato, ya que han de ser expertos jurídicos quienes certifiquen a quién se le puede entregar la información del fallecido. En ABANCA dedicamos muchos recursos para que esta gestión sea lo más rápida posible, créenos.

2. Bloqueo de cuentas y baja de los autorizados
Para salvaguardar los intereses de los herederos, se bloquearán los saldos, productos y medios de pago del fallecido: cuentas, tarjetas, banca electrónica o telepeajes, entre otros.

¿Qué pasa si la cuenta tenía dos titulares? En este caso, el segundo titular podrá disponer del 50% del dinero sin asumir impuestos hereditarios. El resto se repartirá según lo haya estipulado el fallecido en su testamento. En caso de los autorizados, dejarán de serlo desde el momento del fallecimiento del titular.

En ABANCA realizaremos otras acciones que puedes consultar más detalladamente en nuestra guía completa.

3. Entrega de certificados y presentación del Modelo 650
En ABANCA os entregarán los certificados necesarios para liquidar el impuesto de sucesiones y donaciones, donde aparecen las posiciones del fallecido (saldos de todos los productos contratados por un cliente con la entidad). Para continuar con el proceso, es indispensable presentar el justificante de pago del Modelo 650.

Este formulario ha de entregarse en la oficina liquidadora de la Comunidad Autónoma donde residía el fallecido o en el registro de la propiedad, en caso de poblaciones pequeñas.

El plazo para presentar el modelo 650 es de 6 meses desde el día en que se produzca el fallecimiento.

4. Recogida de firmas
Una vez comprobada la información entregada, el banco informará a los herederos sobre los productos que tenía contratado el fallecido. Si no hubiera ninguna especificación, la herencia se repartirá de forma indivisible, es decir, todos son propietarios de toda la herencia.

Por ello, para completar el proceso, necesitaremos la firma de todos los herederos. En el caso de imposibilidad de asistencia de alguno de ellos, se podrá otorgar un poder notarial a favor de otras personas para que lo represente. En ABANCA tenéis la posibilidad de que podáis acudir a distintas oficinas.

Cada caso es diferente, así que para cualquier duda que pueda surgir relacionada con la sucesión de los bienes, estamos a tu disposición en nuestras oficinas, en el teléfono 981 910 522 o en la web de ABANCA, donde podrás encontrar una guía en PDF con mucha más información. Siempre, y en los momentos difíciles, más que nunca.


Como crear una contraseña segura en internet

El 90% de los internautas españoles ignora cómo crear una contraseña segura

El estudio de Acierto.com revela que este desconocimiento va más allá, pues solo el 20% de los usuarios cambia su clave con la regularidad necesaria
2 de cada 5 hacen caso omiso a las actualizaciones automáticas de su equipo
Con motivo del Día Mundial de Internet y tras la oleada de hackeos y filtraciones masivas de los últimos meses –Twitter ha sido de las últimas en verse afectada a principios de este mismo mayo–, el comparador de seguros Acierto.com (
www.acierto.com) ha realizado un informe que revela algunos comportamientos de riesgo entre los internautas españoles. ¿El objetivo? Concienciar a los usuarios de la importancia de llevar a cabo una actitud responsable y segura en la red.

Y es que España es el país europeo donde más se navega por Internet; una nación que ya supera los 33 millones de navegantes y que cuenta con una tasa de penetración de smartphones de más del 80%. Sin embargo, muchos usuarios no actúan de forma responsable. Los españoles no solo no mantienen actualizados sus equipos, sino que ignoran cómo debería ser una contraseña segura. En concreto, 2 de cada 5 hacen caso omiso a las notificaciones de actualización automática de su equipo, y hasta el 89% desconoce cómo crear una clave segura que proteja sus datos. Pero solo el 8% es consciente de su propia ignorancia. El resto cree que basta con que no contenga el usuario o con alternar mayúsculas y números.

Una buena contraseña, no obstante, debería no solo combinar mayúsculas y números, sino también minúsculas y símbolos o signos de puntuación; y contar con más de ocho caracteres de longitud (cuanto más larga, más segura). Además, debería prescindir del nombre del propio servicio, así como de datos obvios como el nombre, año de nacimiento, palabras malsonantes y similares. Otro fallo recurrente es emplear la misma para todos los servicios. Una buena alternativa es usar un gestor de contraseñas.

El 80% de los españoles no cambia casi nunca su contraseña

El análisis de Acierto.com, por otra parte, evidencia que los internautas españoles tampoco son conscientes de la importancia de cambiar esta clave regularmente, al menos cada seis meses. Por desgracia, solo el 20% de los usuarios respeta este margen. Aquí tienen cabida aquellos que lo hacen todas las semanas (un escaso 7%) y los que dejan pasar medio año (el 13%). El resto de los encuestados reconoció no hacerlo nunca (16,7%), casi nunca (30,7%) o muy de vez en cuando (32,4%).

¿Las consecuencias? Según los datos del comparador de seguros, más de la mitad de los españoles se han visto afectados por algún virus informático. El gran protagonista fue el malware, responsable de la infección en 1 de cada 5 ocasiones. El phishing, curiosamente, ocupa la última posición en este ranking, pues fue el causante de solo el 2% de los casos referidos.

Consejos básicos de seguridad online


Más allá de las contraseñas, existen una serie de premisas clave para protegernos online. Para empezar, deberíamos optar por conexiones seguras, es decir, evitar Wifis públicas y similares. Revisar las políticas de privacidad y configurar las opciones en apps y plataformas sociales, no descargar archivos ni apps de remitentes y proveedores desconocidos, deshabilitar los complementos innecesarios del navegador y realizar copias de seguridad son otras recomendaciones.

Por otra parte y con motivo de la Semana de Internet, han sido muchos los comercios y tiendas que han decidido premiar las compras a través de sus páginas web con descuentos online; una iniciativa que lleva fraguándose años y que dispara las ventas en la red. Sin embargo, para realizar este tipo de transacciones con seguridad existen una serie de reglas básicas.

Para empezar, conviene desconfiar de todos aquellos mensajes en cadena a través de WhatsApp que ofrecen suculentas y dudosas ofertas. Este tipo de links pueden no solo redirigir al usuario a portales fraudulentos, falsas páginas de Facebook y similares; sino también descargar un archivo que infecte su dispositivo. Para evitarlo y en los casos comentados, revisar el nombre de la url, verificar que el site se conecta a Internet por el protocolo https y comprobar que cuenta con el sello de confianza de Facebook será clave. En cuanto a las promociones, nada como acudir al navegador para buscar la oferta antes de pinchar en ella y de –por supuesto– difundirla.

Asimismo, conviene aumentar las precauciones con los portales desconocidos -acudiendo a foros especializados o a registros de empresa, por ejemplo- y recelar de los vendedores desconocidos en plataformas conocidas -tipo Amazon- que cuenten con escasas reseñas. Lo mismo ocurre con las apps de compras, cuyas reviews en la Play Store y homólogas no deberíamos dejar de leer. Las descripciones con faltas de ortografía y las solicitudes de permisos sospechosos también son reveladores. Comparar online -ya son 9 de cada 10 españoles los que lo hacen antes de comprar- también será útil. Y si ya es tarde y hemos sido víctimas de este tipo de fraude, informar al banco y denunciar a través de la Oficina de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil resultará imprescindible para evitar su propagación.

Un seguro contra hackers

“Todo este asunto resulta especialmente importante en el caso de las empresas”, comenta Carlos Brüggemann, cofundador de Acierto.com. Y es que estos comportamientos de riesgo individuales también se llevan a cabo en las empresas, algo especialmente importante si tenemos en cuenta el incremento de hackeos, ataques con ransomware y problemas similares que hemos experimentado durante los últimos años. De hecho, el 70% de los ciberdelitos están dirigidos a PYMES, y en solo un año los ataques informáticos a empresas han aumentado un 130%.

Por fortuna, existen seguros específicos que permiten a las compañías protegerse ante estos problemas. “Se trata de productos que pueden cubrir desde el asesoramiento legal y la investigación de la filtración, hasta los gastos de responsabilidad civil, la restauración de los equipos, la recuperación del software, las multas que puedan tener lugar por la Agencia Estatal de Protección de Datos, etcétera”, explica Brüggemann.