Solicitar al empresario el contrato por escrito

Llevo dos meses prestando servicios para una empresa ¿tengo derecho a obtener el contrato por escrito?
Obligación del empresario de dar al trabajador su contrato por escrito

Conforme al artículo 8.2 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores (TRLET) deberán constar por escrito los contratos de trabajo cuando así lo exija una disposición legal y, en todo caso, los de prácticas y para la formación y el aprendizaje, los contratos a tiempo parcial, fijos-discontinuo y de relevo, los contratos para la realización de una obra o servicio determinado, los de los trabajadores que trabajen a distancia y los contratados en España al servicio de empresas españolas en el extranjero. Igualmente constarán por escrito los contratos por tiempo determinado cuya duración sea superior a cuatro semanas. De no observarse tal exigencia, el contrato se presumirá celebrado por tiempo indefinido y a jornada completa, salvo prueba en contrario que acredite su naturaleza temporal o el carácter a tiempo parcial de los servicios.

La no formalización por escrito del contrato de trabajo cuando sea requisito exigible o cuando lo haya solicitado el trabajador constituye infracción grave sancionable a propuesta de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Los empresarios han de entregar al trabajador dicho contrato (si bien, sus elementos esenciales y las principales condiciones de ejecución de la prestación laboral pueden informarse en escrito aparte, en los términos del art. 8.5 TRLET y RD 1659/1998), a los representantes legales de los trabajadores una copia básica de tales contratos en un plazo no superior a diez días desde su formalización (art. 8.3), y comunicar a la oficina pública de empleo, en el plazo de diez días siguientes a su concertación el contenido de los contratos de trabajo que celebren o las prórrogas de los mismos (art. 16).

Comercializadores alternativas de la luz

Comercializadoras alternativas de luz, ¿una buena apuesta para ahorrar?

La concienciación con el consumo eléctrico ha aumentado en los últimos años. Los desorbitados precios que hemos tenido que asumir los consumidores han sido el detonante para que nos preguntáramos si teníamos la mejor tarifa de luz del momento o estábamos pagando más de lo que debíamos. No obstante, los más ahorradores han indagado un poco más: ¿el problema es la tarifa o la propia compañía eléctrica? Desde el comparador de energía HelpMyCash.com nos presentan las alternativas a las grandes comercializadoras de luz.

Compañías discretas, pero con potencial

Endesa, Iberdrola o Gas Natural Fenosa son las comercializadoras de luz más conocidas del país. Como grandes marcas se reparten la mayor parte del mercado, aunque también recogen el mayor número de reclamaciones por parte de los consumidores. Si a esto le sumamos que sus tarifas tampoco son un regalo, ¿por qué seguir contratando sus servicios? ¿No hay otras alternativas?
Bajo esta premisa han nacido multitud de comercializadoras eléctricas que operan a nivel local y nacional. Con tarifas bastante económicas y, ante todo, claridad en su comunicación se han convertido en una alternativa real. Hablamos, por ejemplo, de CHC energía, HolaLuz o Pepeenergy.
Aún menos conocidas por la gran mayoría están las cooperativas eléctricas. En este caso podemos hacernos socios de Som Energia, GoiEner o Zencer, entre otras. Su mayor virtud es que algunas no solo son comercializadoras, sino que también producen energía de origen renovable. De esta forma, el dinero que aportamos como socios va directamente al mantenimiento (y ampliación) de las instalaciones de generación de energía. En definitiva, invertiremos en la producción de nuestra propia electricidad sin que nadie se lucre por el camino. ¿El resultado? Una tarifa de luz con un precio más justo.

¿Es energía de calidad?

Esta es la pregunta que se hacen muchos consumidores cuando se les propone contratar la luz con una compañía poco conocida. Sin embargo, no debemos perder de vista que estamos, principalmente y salvo excepciones, ante comercializadoras de luz. Es decir, la energía que recibiremos provendrá en muchos casos de la distribuidora de la zona (Iberdrola, Endesa, Gas Natural...). Por lo tanto, la energía tendrá la misma calidad que si la contratásemos con una de las grandes.

A esto hay que sumarle otras ventajas, como que pocas de las pequeñas exigen un compromiso de permanencia en sus contratos. Por otro lado, la atención es más personalizada, lo que nos evitará perder horas al teléfono intentado aclarar una mala facturación. Y es que, aunque sean poco conocidas para muchos, lo cierto es que están presentes de forma muy activa en la red (web, redes sociales…) e, incluso, algunas cuentan con oficinas a pie de calle.

La misma energía, ¿precio más bajo?

Si la energía es la misma y las condiciones parecen interesantes, ¿será el precio el problema? Como cabe esperar, si estas empresas quieren hacerse un hueco en el mercado no puede hacerlo a golpe de tarifas elevadas. Por ello, la mayoría de las pequeñas comercializadoras de luz se pueden encontrar entre las más baratas del momento.

Para hacernos una idea, en septiembre Gesternova tarifica el consumo eléctrico a 0,1154 euros/kWh; HolaLuz a 0,123 euros/kWh y Som Energia a 0,124 euros/kWh. Aunque dicho así no nos diga nada, solo hay que ver a cuánto lo hacen las grandes. Por ejemplo, Iberdrola la tarifica a 0,1341 euros/kWh; Gas Natural a 0,1367 y Endesa a 0,1407 euros/kWh. La diferencia a priori parece escasa, pero para un consumo de 3.000 kWh/año puede llegar a representar más de 75 euros (sin IVA).
En definitiva, las pequeñas comercializadoras de luz han llegado para quedarse y para ello tienen las mejores armas: claridad en su oferta, atención al cliente cuidada y, por supuesto, precios competitivos. Y es que, si queremos ahorrar electricidad, lo mejor es empezar por contratar una buena tarifa de luz.


La trampa de las llamadas ilimitadas en las tarifas de móvil

Las tarifas móviles ilimitadas cobran hasta 21 céntimos por minuto
En los últimos meses, las tarifas móviles han crecido en prestaciones a la par que reducían sus cuotas. La demanda de un gran volumen de datos, así como el aumento en las llamadas a través de nuestros dispositivos móviles han provocado que las compañías hayan mejorado sustancialmente sus ofertas. Tanto es así que las pequeñas operadoras han tenido que subirse al tren de las llamadas ilimitadas para no perder a sus clientes más exigentes. Ahora bien, ¿tienen trampa estas tarifas móviles? ¿Realmente son llamadas ilimitadas? Desde el comparador de tarifas móviles HelpMyCash.com nos lo cuentan.
Llamadas ilimitadas desde 9,90 euros al mes
Las operadoras móviles virtuales se han mantenido en lo más alto gracias a sus ofertas agresivas. No obstante, en los últimos meses las grandes telecos les han comido terreno a golpe de packs convergentes y algunas ventajas, como las llamadas ilimitadas. Es por ello que las low cost se han subido al carro de estas mejoras a precios más que interesantes.
Este ha sido el caso, por ejemplo, de Simyo. La virtual naranja se atrevió a lanzar un bono de llamadas ilimitadas por 12,50 euros al mes.  Es más, esta misma semana ha sido República móvil la que ha sumado esta opción a su tarifario por 9,90 euros mensuales.
Pero no solo las tarifas de contrato cuentan ya con llamadas ilimitadas. Lycamobile se animó a hacer lo propio con una nueva tarifa móvil de prepago que, además de tener llamadas ilimitadas, cuenta con 2 GB y 600 SMS gratis, todo por 25 euros al mes si nos adherimos al Plan Ahorro.
La trampa tras las llamadas ilimitadas
La ventaja “llamadas ilimitadas” ha sido una baza segura de las grandes compañías. No obstante, como hemos podido ver, las virtuales también han conseguido añadir dicha mejora en su oferta comercial. Ahora bien, ¿son realmente ilimitadas?
Si echamos un vistazo a las condiciones legales de las tarifas que ofrecen llamadas ilimitadas descubrimos que sí tienen límite. Por ejemplo, MásMóvil considera que un uso habitual de la tarifa no requerirá llamar a más de 120 destinos. Es decir, 120 números de teléfono diferentes. Un poco más prudentes son Amena y Simyo, en las que nos permiten contactar sin ningún coste a un máximo de 150 destinos al mes.
Finalmente, República móvil ha considerado que más de 150 destinos sería un uso irregular de la línea, aunque se garantiza “el tiro” poniendo también límite al número de minutos consumidos, con un máximo de 5.000 al mes.

Vodafone y Movistar, sin límites
Teniendo en cuenta los precios de las compañías virtuales, se puede entender que sus tarifas móviles sean más contenidas que las de las grandes telecos del país. No obstante, cuando hablamos de llamadas ilimitadas no siempre se cumple. Así, mientras que Vodafone y Movistar no señalan limitación alguna en sus condiciones legales, sus rivales sí.
Por ejemplo, Jazztel fija su máximo en 150 destinos al mes, lo mismo que si nos decantamos por una tarifa de Orange. La que fuera cuarta operadora nacional, Yoigo, duplica el número de destinos, aunque se cubre las espaldas sumando también una limitación en el número de minutos empleados (7.000 min al mes). Finalmente, también las cableras del país se suman a esta técnica. Así, Euskaltel nos pone un máximo de 7.000 minutos mensuales.
Minutos a coste de oro
A sabiendas de esta situación la pregunta es necesaria: ¿qué sucede si nos pasamos de destinos o de minutos? Para empezar, desde Amena nos señalan que el máximo de destinos que se suelen necesitar al mes son 15, con lo que la mayoría de compañías nos dan un margen más que aceptable. No obstante, si hacemos más llamadas de las “debidas” nos puede salir caro.
En el caso de las virtuales, los minutos extra rondan entre los 6 céntimos y los 10 céntimos. Pero hay que tener cautela, ya que existen medidas más drásticas. Este es el caso de República móvil, que anota en sus condiciones que un uso desmesurado de su tarifa móvil conlleva la cancelación de la línea.
Pero esta no es la única compañía que se pone firme ante un uso irregular de los minutos ilimitados. Yoigo nos cobrará 14,52 céntimos por minuto adicional empleado. Un poco más es lo que nos exigirá Euskaltel, con 19 céntimos por minuto extra. Sin embargo, el coste más alto llega de la mano de Orange, que sube la “sanción” hasta los 21,28 céntimos el minuto.
En definitiva, debemos ir con cautela con las tarifas móviles que indican que incluyen llamadas ilimitadas. Por ello, desde el comparador HelpMyCash nos recomiendan, en su guía gratuita “¿Cómo elegir tu próximo móvil y tarifa?” , leer con atención la letra pequeña, así como las condiciones legales de la oferta.


Llega el nuevo iPhone 7 te interesa comprarlo y financiarlo

¿Cómo financiar el nuevo iPhone 7 al mejor precio?
El iPhone 7 y el iPhone 7 plus, los nuevos modelos de Apple, ya han llegado a las tiendas con un precio inicial de 769 euros y que puede llegar a alcanzar los 1.129 euros según el modelo y la capacidad del dispositivo. Por muchas nuevas características, facilidades y ventajas que ofrezca, su coste sigue siendo un impedimento para sus usuarios y son muchos los fans que tendrán que solicitar financiación para poder tenerlo. El comparador financiero HelpMyCash.com nos trae las diferentes ofertas de financiación para poder sufragar el coste de este nuevo smartphone al mejor precio.
Financiación especial para comprar el iPhone
Por primera vez, Apple ha escogido a nuestro país como primer mercado para lanzar su buque insignia. Este es el motivo por el que todavía no podemos encontrar demasiadas ofertas diseñadas específicamente para su compra.
De los grandes almacenes solo Worten ofrece financiación al 0 % TAE si lo contratamos antes del 28 de septiembre de este año. Fnac ofrece comprarlo sin intereses y devolverlo en 6 o 10 cuotas mensuales con un coste único del 3 % de gastos de formalización y MediaMarkt oferta su tarjeta de crédito al 17,99 % TIN (19,55 % TAE) para compras a plazos.
Apple mantiene su oferta de compra para el nuevo smartphone con el que podemos pagarlo  a plazos, entre 3 y 24 meses, con un interés del 5,85 % (6,03 % TAE).
Dentro de las entidades bancarias por ahora solo BBVA ofrece financiación específica a sus clientes, con la cual podemos pagar en 24 o 36 meses al 9,48 % (10 % TAE) usando algunas de sus tarjetas de crédito.
Cómo pagar menos intereses con la financiación
Además de comparar las diferentes ofertas de créditos del mercado y escoger la que nos ofrezca los intereses más bajos, debemos tener en cuenta que el plazo es uno de los factores más influyentes en los intereses que se generen. Mientras más corto sea el plazo menos intereses acabaremos pagando.
Por esto es importante escoger el plazo más corto posible siempre y cuando la mensualidad que tengamos que pagar sea asumible. Por ejemplo, con los intereses medios de los créditos al consumo publicados por el Banco de España, 8,04 % en agosto de 2016, y el coste inicial del iPhone 7 (769 euros) financiándolo a 3 meses se generarán 10 euros en intereses, aunque deberemos pagar casi 260 euros de cuota mensual. Si con las mismas condiciones de financiación decidimos pagarlo a 10 meses, la cuota será de 80 euros al mes y se generarán 30 euros en intereses.

Otro factor que debemos tener en cuenta es que los préstamos sin intereses no siempre son gratuitos. Esto se debe a que, aunque no generen intereses durante el tiempo por el que disfrutemos del crédito, sí que tendremos que pagar otras comisiones o gastos de gestión que no los harán totalmente gratuitos. En estos casos el plazo ya no es un factor importante ya que las comisiones son fijas y se pagan con la primera cuota del crédito, independientemente del plazo que hayamos escogido.

Los regalos de las eléctricas para sus clientes


Las entidades bancarias y las compañías de internet y móvil hace tiempo que ofrecen regalos  y/o descuentos a los clientes que deciden contratar algunos de sus servicios. No obstante, no son los únicos mercados que han sabido ver la oportunidad que se genera al intentar fidelizar a los consumidores a golpe de regalos. Cada vez más, las comercializadoras de luz y gas se animan a emplear esta estrategia. Desde el comparador de energía HelpMyCash.com nos cuentan los regalos por los que se decantan estas empresas.

iPads para todos
Durante este verano hemos podido ver cómo alguna de las grandes comercializadoras de energía intentaba seducir a los consumidores con algunos gadgets. Este ha sido el caso, por ejemplo, de EDP, la cual ha estado sorteando iPads Mini durante los meses estivales, aunque aún queda una oportunidad más. La intención de EDP no ha sido tanto atraer nuevos clientes, como que los que contraten sus servicios utilicen la plataforma web. Así, la compañía entrega una participación por cada gestión realizada a través del canal del cliente. En cualquier caso, tenemos todo septiembre para acumular participaciones.

Iberdrola también ha visto un filón en este sistema y sortea dos iPad Air 2 de 64 GB entre los clientes que rellenen la encuesta “Iberdrola te escucha” de su página oficial, uno para un usuario de la tarifa regulada (PVPC) y otro para un consumidor de mercado libre. Eso sí, estos no serán los únicos ganadores, ya que la compañía ha decidido sumar otras ventajas como: diez termostatos inteligentes Netatmo valorados en 179 euros/unidad para los que operan dentro del mercado libre y 20 termostatos para los que tienen su tarifa de luz dentro del mercado regulado.

Regalos para todos los gustos
Pero no solo se utilizan los iPads como reclamo. Por ejemplo, Endesa sortea 10 Apple Watch entre sus clientes. Eso sí, para poder participar se debe contratar la tarifa One Luz o  One Gas a través de su página web antes del 16 de septiembre.
No obstante, como no siempre se pueden lanzar sorteos, algunas compañías de luz tienen planes de fidelización especiales. Este es el caso de EDP, que dispone de un plan de puntos con el que conseguir desde baterías solares hasta robots de cocina o paquetes de kWh gratis. Situación similar que ofrece el plan de fidelización de Endesa, con el que podremos acceder a descuentos y promociones, como una rebaja del 3 % en las Estaciones de Servicio Cepsa.

Consumo gratis y descuentos
Finalmente, al igual que en EDP podemos conseguir consumo gratis, el sorteo que tiene vigente Iberdrola también contempla esta posibilidad. En concreto, la comercializadora ha querido sumar a su rifa cuatro paquetes de 500 kWh de consumo de electricidad. No obstante, este premio tiene la particularidad de que sólo se puede aplicar si el ganador tiene un contrato de luz dentro del mercado libre.
En cualquier caso, desde el comparador señalan que, tal y como sucede con los bancos y las compañías de telecomunicaciones, lo importante es tener una buena tarifa de luz y gas que nos permita ahorrar todo el año. Y es que, hay que tener en cuenta que muchas tarifas ya cuentan con descuentos que llegan al 10 % sobre el consumo, así como promociones que incluyen KWh gratis, como es el caso de EDP. Por ello, antes de dejarse llevar por un regalo, siempre es importante revisar las condiciones a las que nos estaremos acogiendo a largo plazo.