Tarifa 2 horas gratis Endesa ventajas, inconvenientes, opiniones

Cámbiate a la Tarifa Tempo Happy de Endesa y consume luz a 0€ durante las horas que elijas

Promoción de Endesa : ¡Por primera vez tú decides las horas en las que no pagas por tu consumo de luz!

Elige 2 horas consecutivas al día durante todos los días de la semana
O el día de la semana que prefieras.
En el resto de horas tendrás un precio estable sin sorpresas

Ahorro
Todo lo que consumas en tus horas o día happy te costará 0€.

Personalizada
Tú eliges las horas que quieras en función de lo que más te convenga.

Flexible
Puedes modificar el día o las horas elegidos cuando quieras.

Sin permanencia
Sin compromiso de permanencia, si no te convence puedes cambiarte cuando quieras.




 Y si dudas podéis leer el informe de la OCU al respecto en:

https://www.ocu.org/vivienda-y-energia/gas-luz/informe/tarifa-happy-endesa

Préstamos para el pago del IRPF

¿Cómo puedo pagar el IRPF si no tengo suficiente dinero?
Financiar el pago de lo que tengo que pagar en el IRPF

A poco más de un mes para que concluya el período para presentar la declaración de la renta, una duda que nos asalta a todos es si nos tocará pagar o no, y en el caso de que así sea, cuánto y cómo hacerlo.

Si nos toca devolver un importe que no estamos preparados para abonar o que nuestra situación económica no nos permite, una opción a la que podemos recurrir es a solicitar un préstamo para pagar el IRPF. De hecho, podemos acudir tanto a prestamistas de capital privado como a entidades bancarias, ya que estas últimas lanzan productos crediticios diseñados exclusivamente para este fin.
No obstante, como indican desde el comparador financiero HelpMyCash, resulta fundamental conocer nuestra situación económica en profundidad para saber qué tipo de crédito nos conviene solicitar, de manera que salgamos ganando.

¿Cómo son los préstamos diseñados para pagar el IRPF?
Son varias las entidades bancarias que lanzan préstamos diseñados para hacer frente a la devolución de la renta en esta temporada. De hecho, la mayoría de los préstamos tienen condiciones bastante similares, al igual que ocurre con el resto de los créditos destinados a una finalidad concreta como financiar un vehículo, realizar una reforma o pagar unos estudios superiores.
Después de analizar algunos préstamos destinados a hacer frente a la devolución de la renta de varias entidades bancarias como Sabadell, Popular o Ibercaja (entre otros), podemos afirmar que hay determinadas características en las que todas coinciden.
En primer lugar, la mayoría de las entidades nos permitirán solicitar como importe máximo lo que nos toque devolver a Hacienda. En cuanto a los plazos de devolución, varias entidades coinciden entre los 9 y los 12 meses.
En lo que respecta al coste que pagaremos por el préstamo, sí que podemos encontrarnos con una mayor variedad, aunque la mayoría oscilan entre el 6 y el 10 % TAE. Eso sí, todas las entidades en las que nos hemos fijado tienen una comisión de apertura de entre el 1 y el 3 %.
Un claro ejemplo de estos préstamos para hacer frente al pago de la renta es el que podemos obtener con el Banco Sabadell, Credirenta Positiva, que nos permite obtener la totalidad del importe que tenemos que reembolsar con un plazo de devolución de hasta 9 meses y un tipo de interés del 10,91 % TAE. La comisión de apertura es del 3 % (con un mínimo de 60 euros) y tiene una comisión de estudio de un 1 % (con un mínimo de 24 euros).
Por otro lado, si nuestra entidad bancaria u otra no nos concede el capital, también podemos hacer frente al pago de la declaración de la renta con préstamos genéricos concedidos por prestamistas  de capital privado.
¿Qué opciones tengo si quiero fraccionar el pago?
Puede que no podamos hacer frente a la totalidad del importe de la declaración de la renta que nos toque abonar en un único pago, pero en varios sí. Por eso, resulta importante saber que también podemos solicitar un fraccionamiento del pago a la propia Agencia Tributaria.
Así, la normativa del IRPF nos ofrece la opción de poder fraccionar el pago correspondiente a la declaración de la renta en dos cuotas. En el primer pago tendremos que abonar el 60 % de la totalidad y tendremos que hacerlo en el mismo momento en el que presentemos la declaración. Por otro lado, en el segundo pago liquidaremos la deuda, es decir, abonaremos el 40 % restante y podremos posponerlo hasta el 7 de noviembre.
Además del fraccionamiento en dos pagos, la Agencia Tributaria también nos permite solicitar un aplazamiento. Así, nosotros mismos tendremos que presentar una propuesta de calendario de pagos, justificar el motivo por el que lo solicitamos y, en el caso de que el aplazamiento sea superior a los 6.000 euros, probablemente, estaremos obligados a presentar algún tipo de garantía como puede ser un aval, una propiedad, etc. No obstante, debemos tener en cuenta que ambos mecanismos no son compatibles simultáneamente.
¿Y si el resultado de la declaración es negativo?
Puede que al realizar la declaración de la renta nos notifiquen que Hacienda nos tiene que devolver el dinero a nosotros, pero tiene hasta final de año (6 meses desde que finaliza el periodo para presentar la declaración) para hacerlo. Por lo que puede que no recibamos el dinero para la fecha que teníamos prevista.
Ante esto, las entidades bancarias también ofrecen préstamos como anticipos para que podamos disponer del dinero cuando lo necesitemos y posteriormente reembosarlo a la entidad. Estos productos también suelen coincidir en sus características: ofrecen la cantidad que nos tiene que reembolsar Hacienda, su coste suele oscilar sobre el 7 % TAE, los plazos de devolución son de hasta 12 meses y la comisión de apertura, de entre el 1 y el 3 %.



Reclamar a Iberdrola, teléfono, email. fax

Reclamaciones a Iberdrola

Los canales de comunicación para hacer llegar a Iberdrola nuestra reclamación o queja en el servicio

Si deseas hacernos llegar alguna reclamación, tienes a tu disposición los siguientes canales de contacto Iberdrola:

En todos los Puntos de Atención. Consulta por código postal.
Mediante escrito dirigido al Departamento de Reclamaciones, Apartado de Correos 61090 – 28080 Madrid.
Mediante fax al 901 20 20 28.
A través del correo electrónico: clientes@iberdrola.esAbre en una nueva ventana
Teléfono de Atención de reclamaciones, disponible todos los días del año, las 24h: 900 225 235.
A través del siguiente formulario.

Toda reclamación recibida es registrada en nuestros sistemas informáticos y el cliente puede requerir información sobre la misma en cualquiera de los canales indicados.
IBERDROLA COMERCIALIZACIÓN DE ÚLTIMO RECURSO, S.A.U. e IBERDROLA CLIENTES, S.A.U. se comprometen a contestar toda reclamación en el plazo más breve posible, que no será superior a un mes desde la fecha de recepción de la misma en nuestro centro de atención de reclamaciones. Esta contestación tiene por objeto informar al cliente de las acciones que se han tomado o se van a realizar para solucionar la incidencia objeto de la reclamación. La contestación no implica necesariamente la solución de la incidencia, ya que en muchas ocasiones puede requerir acciones en las que el tiempo supere el fijado para la contestación.

Ayudas alquiler social Zaragoza

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado ayudas al alquiler de vivienda municipal por valor de 1,4 millones de euros con el objetivo de ayudar en el pago de la renta a los arrendatarios de viviendas sociales municipales, en función de los ingresos económicos y las circunstancias de la unidades de convivencia.

Las ayudas van destinadas a arrendatarios de viviendas sociales municipales, propiedad del Ayuntamiento de Zaragoza o de Zaragoza Vivienda, así como a arrendatarios de viviendas que se hayan integrado en el Programa de captación y movilización de vivienda vacía o de viviendas cedidas para su arrendamiento por entidades financieras a la Sociedad Municipal cuyos ingresos no superan tres veces el IPREM (por unidad de convivencia).

Según informan fuentes municipales, el objetivo de esta línea de ayudas es conseguir que las familias residentes en una vivienda municipal no paguen de alquiler más del 30 % de sus ingresos.

La ayudas directas al alquiler del ejercicio 2014 tuvieron un importe total de 1.165.349,58 euros y llegaron a 847 unidades de convivencia, mientras que en 2015 la cifra alcanzó 1.210.528,10 euros y se destinó a 874 unidades de convivencia.

Fondos de inversión y declaración de la Renta

Todo lo que debes saber de cara a la declaración de la renta si tienes fondos de inversión

Los fondos se han convertido en uno de los productos de inversión que más creció en 2016, de acuerdo con los datos de la última “Encuesta Internacional de ING sobre Ahorro”. Por un lado, la baja rentabilidad de los depósitos y las cuentas de ahorro y, por el otro, la ventaja fiscal que ofrecen parecen las principales causas de este crecimiento.

La ventaja fiscal de los fondos, según nos explica el comparador financiero HelpMyCash.com, es que no tendremos que pagar impuestos sobre las ganancias obtenidas hasta el momento que saquemos el dinero del fondo. Además, se considera que traspasar el capital de un fondo a otro no constituye un desembolso, por lo que también estarán exentos de tributación los traspasos a no ser que recuperemos el dinero del fondo en una cuenta bancaria.

¿Y una vez rescatamos el dinero de un fondo de inversión?

En el momento en el que disponemos de una parte o de la totalidad del dinero invertido, el capital ya no estará exento del pago de impuestos. De hecho, en cuanto realizamos el rescate del fondo Hacienda nos cobrará sobre las ganancias directamente y sin excepciones un 19 %. Después, en la declaración de la renta, estas ganancias tributarán de acuerdo con los tramos establecidos. Estos tramos se calculan en conjunto con los rendimientos del capital mobiliario, con las ganancias patrimoniales y, además, se compensan por pérdidas que hayamos podido tener. Una vez hecho el cálculo, se restará el 19 % ya pagado cuando recuperamos el dinero del fondo. De esta manera, si no hemos cambiado de tramo, no tendremos que pagar de más y, si nos corresponde un porcentaje mayor al cambiar de tramo, solo pagaremos la diferencia.

Estos tramos por los que nos cobrarán de acuerdo con las ganancias son los mismos que los aplicados sobre los depósitos: 19 % hasta los 6.000 euros, 21 % entre 6.000 euros y hasta 50.000 euros o 23 % para las cantidades superiores a los 50.000 euros.

¿Y si pierdo dinero en vez de ganarlo?
Hasta el año 2015 los rendimientos del capital mobiliario (como los dividendos o la rentabilidad de los depósitos) y las ganancias patrimoniales (como las de los fondos de inversión) no tenían relación en la declaración de la renta, es decir, no podíamos compensar las ganancias de unos con las pérdidas del otro para tributar por las ganancias totales. Es decir, si ganábamos 7.000 euros en una de estas dos secciones, pero perdíamos 1.000 euros en la otra, tendríamos que pagar los impuestos correspondientes a los 7.000 euros (21 %) sin poder deducirnos los 1.000 euros de pérdidas, lo que haría que bajásemos de tramo hasta el 19 %.
Por suerte, desde hace dos años, la Agencia Tributaria sí que permite compensar las plusvalías con las pérdidas de ambos hasta un máximo del 15 % de la base imponible del ahorro. Además estas pérdidas pueden utilizarse para compensar las ganancias obtenidas durante los siguientes tres años desde que se produjeron. Al poder deducirse pérdidas de años anteriores, desde ICOGAM en una entrevista a HelpMyCash.com realizada el pasado mes de abril, hacían hincapié en que es el contribuyente el que debe recordar añadir las cantidades pendientes de compensación en la siguiente declaración, ya que Hacienda no lo hará de manera automática.