Compra a plazos el nuevo iPhone XS


Dónde comprar a plazos el iPhone XS para pagar lo mínimo
Pistoletazo de salida para la adquisición de los nuevos iPhone XS y XS Max. Las tiendas ya lucen los nuevos terminales de la manzana mordida y los curiosos no han querido perder la ocasión de acercarse para curiosear. Pero ¿se venderá este terminal con la misma agilidad que el iPhone 6 (modelo más vendido en el mundo)? Desde el comparador HelpMyCash descubren dónde conseguir el iPhone financiado al mejor precio.
Apple permite pagar a plazos, ¿interesa?
Los nuevos iPhone traen consigo algunas de las prestaciones más deseadas. No obstante, su precio vuelve a ser prohibitivo, lo que puede frenar a más de un consumidor. El modelo más sencillo, el iPhone XS, parte de los 1.159 euros y llega hasta los 1.559 euros. Su hermano mayor no se aleja demasiado de estos precios. Para hacernos una idea, la versión de 64 GB se comercializa por 1.259 euros y la de 512 GB por 1.659 euros.
Con estos precios, es evidente que el esfuerzo económico que tendremos que hacer este año para lucir el buque insignia de los chicos de Cupertino es bastante elevado. Ahora bien, desde Apple nos dan la opción de financiarlo. Así el modelo más sencillo se nos queda en 56,17 euros/mes durante 24 meses. Esto implica que pagaremos 189 euros de más por pagarlo a plazos. Si preferimos el XS Max, la cuota para la versión de 64 GB es de 61,01 euros/mes, lo que supone pagar 205,24 euros más por este teléfono.
Comprarlo libre y financiado en otros comercios, ¿qué opciones tenemos?
Si no tenemos una tienda Apple en nuestra ciudad o buscamos una propuesta de financiación más económica, podemos recurrir a los comercios especializados en tecnología, así como a nuestro propio banco. Por ejemplo, una de las mejores ofertas la encontramos en MediMarkt, que nos ofrece ahora mismo la financiación al 0% TAE. Esto implica que solo pagaremos el coste del iPhone, con lo que a 24 meses nuestra cuota será de 52,46 euros/mes.
También FNAC nos permite acceder a este terminal y pagarlo a plazos. En su caso tendremos que hacernos socios (15 euros) y, además, se nos aplicará una comisión de apertura. Peor situación nos encontraremos en El Corte Inglés, donde la financiación es del 17,23 %. Por tanto, pagaremos 146,25 euros de más por el teléfono.
El último recurso, es acercarnos a nuestro banco y consultar si nos lo pueden financiar. Este es el caso de BBVA, que hasta 18 meses no nos aplica intereses en el iPhone XS. Eso sí, si lo queremos a dos años no cobrarán un 10% TAE, lo que se traduce en 117,80 euros de más al final del préstamo.
Hasta 196 euros de ahorro al aliarse con una teleco
Una de las formas de rebajar el precio de este teléfono es adquirirlo a través de una de las grandes operadoras móviles. Actualmente solo Vodafone y Orange permiten el pago a plazos de ambos modelos al comprarlos junto a una de sus tarifas a través de Internet. La primera nos rebaja entre 84 y 91 euros el precio del iPhone XS. En cambio, Orange se mueve entre los 108 y los 139 euros de ahorro. Obviamente luego hay que sumar el precio de la tarifa, lo que nos deja mensualidades de entre 50 y 93,50 euros/mes que deberemos abonar durante 24 meses.
Movistar, por el momento, solo permite comprarlo al contado a través de su web. En cambio, todo apunta a que algunas tiendas sí podrían ofrecer la financiación de esta teleco. Ahora bien, ¿interesa salir corriendo a una tienda física? Lo cierto es que la azul es de las pocas compañías que aplica intereses por lo que, además de pagar la tarifa de móvil, el teléfono nos costará más de base.
Por último, no podemos perder de vista a Yoigo. La de colores aún no tiene en su web el nuevo iPhone XS ni el XS Max, sin embargo, algunos portales especializados han publicado los precios que pedirá esta compañía al comprar a plazos estos smartphones. La sorpresa es mayúscula, puesto que serán los más económicos del sector con un ahorro de hasta 196 euros y unas cuotas mensuales de entre 44 y 58 euros/mes incluyendo la tarifa asociada.
Entonces, ¿dónde lo compro?
Tras ver las diferentes opciones para hacernos con el nuevo terminal de Apple financiado, este año todo apunta a que Yoigo nos ofrece la mejor opción si queremos una línea de móvil. En cambio, si ya tenemos una buena tarifa de móvil y/o no queremos cambiarnos de compañía, MediaMarkt es la solución.
Por el contrario, la financiera asociada a Apple sería la peor opción si queremos evitar pagar más por nuestro próximo teléfono de la manzana mordida. Algo similar de lo que podría pasar en Movistar, que de por sí peca de tarifas altas.




Hacerse taxista costoso y complicado


Hacerse taxista cuesta 177.540 euros, lo mismo que una vivienda de 138 metros cuadrados
Convertirse en taxista es una profesión al alcance de muy pocos bolsillos. Los números a los que hay que hacer frente para elegir este destino profesional son desorbitados, por lo que pocas veces es posible elegir este camino sin pensar en financiación. Entre los costes no solo están los que supone comprar un vehículo para desempeñar este trabajo o adquirir la licencia correspondiente. Además, se añaden otros como algunas tasas o cursos que el interesado debe realizar antes de ponerse al volante y que no son gratuitos.
Los gastos del taxista van más allá de la licencia y el coche
Existen profesiones que no son aptas para todos los bolsillos. Buscarse el futuro como taxista es una elección que debe meditarse no solo con la almohada. Aunque se sabe que dedicarse al transporte de viajeros supone un gran desembolso, pocas veces se le ha puesto número. El primer coste al que hay que enfrentarse es a la inscripción a los exámenes para poder ejercer como tal y cuya cifra es de 160 euros. Luego viene la tasa por la prestación de servicios vinculados a la adquisición y uso de una licencia que supone 3.355 euros adicionales. Pero los gastos no terminan aquí. La licencia, que alcanza los 140.000 euros, y la autorización de vehículos para taxis de 3.997 euros también cuentan.
Sin embargo, aún nos quedan dos cifras por añadir. La tarjeta VT tiene un coste de emisión de 30 euros y añadiremos 25 euros más por cada renovación. Además, también tendremos que pagar el carné municipal de taxista que cuesta 10 euros, más la ITV relacionada con el taxímetro y el vehículo. Por último, viene el gasto más importante de todos, el coche. El Toyota Prius es el vehículo elegido por la mayoría de los taxistas, ya que se trata de un híbrido cuyo consumo es bastante reducido. Si lo estrenamos, el precio que tendremos que pagar no será inferior a 29.990 euros, según los datos de la propia página web del concesionario.
Según los datos que ha podido obtener HelpMyCash.com, elegir esta profesión puede costar en total más de 177.500 euros. No obstante, esta cantidad varía dependiendo de algunos aspectos como dónde adquiramos la licencia, la provincia o si optamos por un automóvil de segunda mano. Se trata de una cifra considerable que impacta a la hora de compararla.
Según los datos del portal web Tinsa, el precio medio del metro cuadrado de vivienda en España se sitúa en 1.286 euros. Por lo tanto ser taxista, supone el mismo desembolso que adquirir un inmueble de 138 metros cuadrados.
Una opción si no tienes ahorros es financiar el vehículo
Contar con todos los ahorros que se necesitan para tener esta profesión es algo complicado para la mayoría de los bolsillos. Sin embargo, quienes tengan algo de dinero en su cuenta les resultará más fácil este proceso. Por ejemplo, se pueden pagar los costes que no estén relacionados con la compra del vehículo con los ingresos que se tengan acumulados en la cuenta. De esta forma, solo se financia el coche, por lo que la cantidad de intereses que se generan va a ser menor.
Además, son muchas las entidades que permiten financiar un coche con buenas condiciones. Estas opciones van desde el propio concesionario en el que adquirimos el vehículo hasta otras vías más innovadoras basadas en el crowdlending. Los préstamos P2P como el de Younited Credit también son una alternativa para conseguir dinero sin que los intereses vayan a parar a una entidad bancaria. Esta vía permite conseguir un crédito de inversores particulares, por lo que serán ellos quienes decidan si apoyan o no un proyecto. El coste dependerá del nivel de riesgo que asigne la plataforma al solicitante en base a su perfil económico y al proyecto que presente.
Uber y Cabify, las alternativas más cuestionadas del sector
En los últimos años, especialmente durante los últimos días, las protestas de los taxistas por la regularización de empresas como Uber o Cabify han sido constantes. Cada vez son más las personas que prestan sus servicios como conductores de esta forma por lo difícil que resulta hacer frente a todos los gastos del taxi. Con esta opción reducimos el coste y podemos desempeñar la misma profesión. Eso sí, es necesario tener licencia VTC, para lo que es necesario un desembolso que puede alcanzar los 65.000 euros en algunos casos. No obstante, también se puede utilizar la de otra persona durante un número determinado de horas si se llega a un acuerdo.
Gastos como las tasas, un coche específico o la autorización de vehículos para taxis son algunos gastos que se evitan, por lo que el desembolso se reduce considerablemente. Además, las tarifas fijas según el trayecto es uno de los motivos por el que cada vez más viajeros apuestan por estas opciones para desplazarse frente a las más tradicionales. Sin embargo, se trata de una alternativa que ha afectado directamente a la recaudación del sector que se siente en desventaja frente al crecimiento de este tipo de empresas.







Comprar un móvil en función de tus necesidades


¿Cuál es el móvil que necesitas para tus próximas vacaciones?
Viajar es uno de los grandes placeres de la vida y gracias a los teléfonos móviles se ha vuelto más sencillo. Como si de una navaja multiusos se tratase, con el smartphone podemos tener GPS, linterna, cámara de fotografías… En definitiva, en un único aparato podemos llevar los elementos básicos para disfrutar de nuestras vacaciones sin ir cargados. Pero ¿cuál es el teléfono más adecuado en función del tipo de viajero que somos? Desde el comparador de tarifas móvil HelpMyCash dan las calves.
Viajes de postal
Si volvemos de nuestras vacaciones con cientos de fotografías, disponer de una buena cámara en nuestro smartphone es interesante. Aunque pocos usuarios tendremos el arte para igualar los resultados de un fotógrafo profesional, ni las posibilidades de estas ópticas se pueden comparar con las que ofrece una réflex, los últimos gama alta cuentan con cámaras de gran calidad.
Este es el caso del Samsung Galaxy S9 o el Google Pixel. No obstante, es la triple cámara del Huawei P20 Pro la que se lleva el premio gordo. Pese a que todos los móviles acaban teniendo alguna debilidad (temperatura de color, nitidez en escenas nocturnas…), la marca china consigue buenos resultados a nivel general. Tampoco es de extrañar, ya que se ha aliado con Leica, la gran marca de lentes, para dar servicio a sus buques insignia de los últimos años.
No obstante, si la cámara es un elemento vital para la elección del teléfono, es aconsejable buscar comparativas de sus fotografías. Y es que, aunque técnicamente unas sean más fieles con los colores, también es un tema bastante subjetivo en el que los gustos personales influyen.
Una escapada pasada por agua
La playa y la piscina son dos de los destinos más habituales del verano, con lo que los teléfonos sumergibles son las estrellas de la temporada. Dado que esta especificación está de moda, podemos encontrar un sinfín de terminales que incluyen la protección ante el agua. Ahora bien, pese a la publicidad, no todos se pueden sumergir.
Si no queremos estropear nuestro teléfono, debemos apostar por aquellos que nos garanticen que están a pruebas de agua y no solo de salpicaduras. Para ello basta con revisar que está señalado que cuenta con el certificado IP68, que es el máximo permitido. Este es el caso, por ejemplo, del flamante Samsung Galaxy S9.


Aventuras en la naturaleza
Para los viajeros todoterreno, nada como un teléfono que les siga el ritmo vayan donde vayan. Es decir, no solo deberá ser resistente al agua, sino que le pediremos que aguante cualquier golpe que pueda llevarse en el transcurso de las vacaciones.
Si la resistencia es importante, tendremos que renunciar a los teléfonos de diseño sofisticado. Tampoco los de las marcas más conocidas aguantan el tipo, ya que los materiales no dejan de ser un tanto endebles a los golpes, pese a las fundas. ¿Qué nos queda? Aunque parezca que no hay opciones, lo cierto es que hay mercado para todo. Entre los mejores está el Ulefone Armor2, un smartphone con prestaciones de gama alta en cuerpo de superhéroe.
Paseos interminables para aprovechar el verano
Mientras algunos viajeros prefieren las vacaciones de resort, otros apuestan por madrugar y pasar el día visitando la ciudad hasta que cae la noche. Si somos de este segundo tipo, nuestro móvil debe contar con una buena batería y en 2018 tenemos donde elegir.
La mayoría de los buques insignia vienen equipados con carga para aguantar todo un día. Además, la mayoría de los modelos nos ofrecen el modo de ahorro de energía, así como la carga rápida. Pero si hay uno que ha pasado con nota las pruebas de resistencia ha sido el LG V30, que ha logrado mantenerse alerta durante 17,5 horas.
Vacaciones con el trabajo a cuestas
Por último, si en nuestras vacaciones siempre acabamos trabajando, lo idóneo es contar con un teléfono que aguante el uso de Word, Excel o cualquier aplicación similar. Ahora mismo las principales marcas tienen procesadores muy potentes, aunque sus precios pueden ser prohibitivos. Por ello, nosotros apostamos por el One Plus 6 (con Snapdradon 845, 8 GB de RAM y hasta 256 GB de memoria), un smartphone chino con unas especificaciones inmejorables a un precio contenido (desde 519 euros).


Ayudas plan movalt


Renault explota el Plan Movalt y se queda con el 12,77 % de las ayudas gracias al modelo Zoe
Termina el Plan Movalt y ya se conocen algunos datos sobre el programa de subvenciones del Gobierno para la adquisición de coches nuevos o de segunda mano con una antigüedad no superior a nueve meses. Estas ayudas no solo están disponibles para particulares, también las empresas pueden acceder a ellas si necesitan un vehículo para desarrollar la actividad profesional. Los concesionarios adheridos son el lugar en el que rellenaremos la solicitud y, en esta ocasión, Renault es el que más dinero ha obtenido de los 20 millones de euros que tenía asignada la partida.
El concesionario francés, el que más aprovecha el Plan Movalt
Renault es el concesionario que más ayudas del Plan Movalt ha conseguido en esta ocasión con más de 1.500.000 euros. Esta cifra supone un 12,77 % del total de las ayudas. Las subvenciones totales que ha obtenido la marca francesa han sido 300 entre todos los productos de su cartera y el importe medio de estas se sitúa en 5.000 euros. Además, cuenta con un modelo estrella que ha despertado el interés de muchos consumidores.
El Modelo Zoe es el único coche eléctrico que encontramos en la cartera de productos de Renault. Como todos los vehículos de estas características, su precio es más elevado que el de uno tradicional, por lo que suele ser uno de los motivos por el que pocos consumidores se atreven a adquirir uno. Sin embargo, el importe puede verse compensado con el ahorro en carburante, descuentos en peajes o aparcamientos, etc… que luego se tiene.
Con las subvenciones del Gobierno los intereses te salen gratis
El importe que recibimos con el Plan Movalt no solo nos va a ayudar a pagar un coche al contado, algo que en pocas ocasionas es posible. También nos puede resultar un aliciente para financiar el vehículo si nos decidimos por esta opción. El comparador HelpMyCash hace números para ver a qué equivale la cifra que se consigue con estas subvenciones y cómo se puede emplear para reducir el coste del préstamo coche.
En el caso del modelo Zoe de Renault que se ha detallado anteriormente y si se opta por la financiación no solo se añaden los intereses que se generan sobre el capital que se solicita. También existen otros gastos que engrosan la cifra como, por ejemplo, los impuestos de matriculación o circulación y que pueden alcanzar los 2.500 euros en total. No obstante, este dato puede variar dependiendo de las condiciones que ofrezca cada concesionario. Teniendo en cuenta que el importe medio de la subvención ronda los 5.000 euros, pueden pagarse y, además, cumplir con una parte de los intereses. 
A la espera de que se lance el Plan VEA
Si el Plan Movalt eran las ayudas del Gobierno que nos ayudaban a estrenar coche hasta junio de este año, ahora llega VEA. El nuevo programa de subvenciones busca promover la adquisición de vehículos eléctricos de menor consumo. Sin embargo, aunque se sabe que la partida va a superar los 16 millones de euros, aún se desconoce a partir de cuándo van a poder solicitarla los consumidores. Aunque se esperaba que llegara a los concesionarios en el mes de julio, poco más se sabe.
Cada vez son más quienes se decantan por un coche eléctrico como medio de transporte y quienes esperan el Plan VEA. Según la Asociación Española de Automóviles y Camiones, en lo que va de año las ventas de vehículos de estas características ha crecido un 103,5 %. Se trata de unas cifras que se espera que sigan aumentando en los próximos meses. Por este motivo, podemos vaticinar que esta nueva partida de subvenciones será todo un éxito, al igual que las anteriores, ya que puede ayudar a muchos consumidores a obtener un descuento al financiar el vehículo.

La venta de televisores se dispara con el Mundial


La venta de televisores se dispara cada cuatro años, ¿sabes por qué?
Los datos arrojados por los principales fabricantes de televisiones a nivel global nos muestran que cada cuatro años se produce un incremento en la venta de estos aparatos. Curiosamente, este tipo de repunte en la demanda de televisores suele coincidir con la celebración del Mundial de fútbol. En plena época mundialista, se espera un aumento en las ventas de estos aparatos que muchos ya pensaban en actualizar.
Ya en 1971 la televisión en color empezó a sustituir a sus homólogas en blanco y negro debido a un combate de boxeo entre Joe Frazier y Muhammad Alí, la primera emisión oficial a color en España. Sin embargo, fueron los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972 el principal factor que hizo a los españoles cambiar sus pequeñas pantallas por unas en color. La irrupción de las televisiones inteligentes en España ya sucedió hace muchos años, pero los fabricantes esperan que este sea el año en el que todos los hogares tengan una Smart TV para disfrutar de sus múltiples avances y el Mundial parece el evento decisivo para que esta actualización se lleve a cabo.
¿Cuánto cuesta una televisión idónea para ver el mundial?
La respuesta a esta pregunta dependerá siempre de nuestra intención de gasto, del tamaño de pantalla que queremos  (o que nos cabe en casa) y de las prestaciones que busquemos en este aparato. No obstante, los fabricantes conocen de nuestra inclinación a renovar nuestro televisor en estas fechas y suelen aumentar el precio de estos aparatos en base al aumento de la demanda.
Por ello, si no somos previsores y el Mundial nos ha pillado con una tele vieja, tendremos que desembolsar desde 80 euros por las televisiones más pequeñas y modestas (sin la tecnología Smart TV) hasta los 7.000 euros de las más modernas. Teniendo en cuenta que estamos comprando un bien duradero, es importante calcular el tiempo que nos mantendrá al día en cuanto a servicios para no acabar comprando algo más barato que tengamos que cambiar en pocos años.
Pagar nuestra televisión a plazos puede salirnos gratis
El auge de los créditos al consumo está más que presente en todo tipo de tiendas de electrónica y electrodomésticos. Si navegamos en la red y comparamos entre varias ofertas de financiación, podremos encontrar magníficas condiciones para adquirir una televisión, según nos informan desde el comparador financiero HelpMyCash.com.
Muchos establecimientos tienen productos que podremos financiar al 0 % TAE. Es importante comprobar las condiciones, pero desde luego es imposible encontrar una oferta mejor que esta. Del mismo modo, si recurrimos a una tarjeta de crédito, podremos aplazar un mes el pago de nuestra televisión sin costes y, si nos decantamos por un aparato con un precio inferior a los 300 euros, hay pequeños préstamos personales que nos conceden esta cantidad sin intereses ni comisiones.
Asimismo, muchas entidades de capital privado cuentan en su catálogo de préstamos con productos específicos para esta finalidad. Con ellos podremos conseguir una financiación rápida y sin vinculaciones, para poder disfrutar del evento deportivo del año.